Envase, empaque y embalaje: ¿Es lo mismo?

¿Conoce las diferencias entre envase, empaque y embalaje?

Actualmente, se exportan todo tipo de productos a gran escala y por todo el planeta. Es una certeza que durante el transporte de un sitio a otro pueden surgir una larga lista de imprevistos y contratiempos. Lo que garantiza que el material transportado no sufra ningún desperfecto y conserve sus propiedades es la elección correcta de uno de estos tres métodos:

  • Envase para alimentos, sean estos sólidos o líquidos.
  • Empaque  para productos en general, incluyendo también alimenticios, que deban ser agrupados en balas o fardos.
  • Embalaje para todos los productos que deban envolverse o empaquetarse para protegerlos y transportarlos con seguridad.

Partiendo de esa premisa, escoger los métodos o los materiales más adecuados, puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de una exportación. Desde CMB, como especialistas en métodos de EMBALAJE, creemos que le será de gran ayuda conocer las diferencias entre estos términos, para no cometer errores de ningún tipo, asegurando así que sus productos llegan a su destino en perfectas condiciones. 

Resumiendo lo mencionado arriba y yendo al diccionario:

  • ENVASAR: Introducir en un envase alimentos líquidos o sólidos u otra cosa para guardarlos o para transportarlos de un lugar a otro.
  • EMPACAR: Hacer pacas o fardos de una cosa.
  • EMBALAR: Envolver o empaquetar un objeto con los diversos materiales adecuados o ponerlo en una caja para transportarlo con seguridad.

La última capa de protección: el embalaje

Hoy en día, las exportaciones entre países se cuentan por centenares de miles. La carga puede ir por mar, aire o tierra, pasando por diferentes zonas geográficas y climáticas, hasta llegar a su destino final. 

En este sentido, la función del embalaje es la de mantener el producto bien protegido y sellado si es necesario y preparado para cualquier contratiempo que pueda surgir. El material frágil tiene que ir embalado por separado para evitar que se estropee por culpa de algún golpe. Además, para evitar daños en la carga, se tienen que utilizar materiales de amortiguación, inmovilización y protección. Para ir terminando, tenga muy claro que el uso de un embalaje adecuado será determinante para garantizar el éxito de sus exportaciones y optimizar su rentabilidad. 

Si leyendo este post sobre las diferencias entre envase, empaque y embalaje, le han surgido dudas o preguntas sobre ello, ¡no dude en contactar con el equipo comercial de CMB, su especialista de confianza en el EMBALAJE de productos de medias y grandes dimensiones!  

Le ofreceremos un trato directo y personalizado, estudiaremos las características de su producto y le propondremos la mejor solución posible. ¡En eso consiste nuestro trabajo!