CMB resuelve todas sus dudas sobre las máquinas embaladora

Las máquinas embaladoras han ido poco a poco ganando un espacio importante en un espectro bastante amplio de industrias, desde sectores como la madera y mueble, aluminio, construcción, alimentación o la automoción a, sobre todo, la logística y el transporte. Utilizan materiales como el papel, el cartón o el film y son aplicables a una gran variedad de productos con diversas formas, pesos y características.

¿Por qué se están volviendo tan populares este tipo de máquinas? Principalmente por dos motivos. Por un lado, el uso de máquinas embaladoras automatizadas supone un aumento considerable de la seguridad de los productos ante daños provocados por agentes externos, como, por ejemplo, desprendimientos. Por otro lado, el hecho de que sea un proceso automático permite ir incorporando palés al propio embalaje, lo que supone una gran ventaja, especialmente en el sector de la logística.

máquina embaladora

¿En qué consisten las máquinas embaladoras industriales de CMB?

Ya hemos mencionado que las máquinas embaladoras han ido abriéndose paso en una gran variedad de sectores gracias a los beneficios que incorpora al proceso de embalado, pero, ¿en qué consiste exactamente una máquina embaladora?

Una máquina embaladora o máquina de embalaje industrial es una máquina utilizada en el proceso de embalaje que envuelve la mercancía en film de polietileno reciclable en sus diversas variantes, con el objetivo de protegerla de los posibles daños que pueda sufrir durante el transporte o el almacenaje, así como de las condiciones climáticas, como, por ejemplo, de la humedad. Dependiendo del material utilizado, será más o menos efectivo en el almacenamiento en exteriores.

Las máquinas embaladoras, además de asegurar el buen estado de la mercancía, suponen una optimización considerable del material utilizado en el proceso de embalaje, consiguiendo ahorrar en la cantidad de material de embalaje utilizado.

¿Qué aplicaciones tiene una máquina embaladora?

Las máquinas embaladoras industriales pueden utilizarse en muchísimas industrias: alimentación, cartón, cerámica, plástico, materiales de construcción, frutas, electrodomésticos, vidrio o madera.

En CMB ofrecemos una gran variedad de embaladoras muy versátiles. Si necesita información adicional o asesoramiento para adquirir la máquina embaladora que más se adapte a las necesidades de su negocio y a las características de su mercancía, no dude en ponerte en contacto con nosotros. Disponemos de todo tipo de embalajes para la industria de la madera, el aluminio y otras muchas. 

¿Cómo funciona una máquina embaladora?

Las máquinas embaladoras en frío e industriales, por lo general, consisten en una mesa de transporte por la que se desplaza el producto que entra en una corona giratoria que lo envuelve con el film de polietileno reciclable estirable y, normalmente, transparente aunque también existe film de diferentes colores. Todo el proceso es automático, requiriendo una mínima atención por parte de algún técnico que simplemente compruebe que el proceso se desarrolla debidamente.

Para iniciar el proceso no hay más que pulsar un botón. Aquí podemos diferenciar entre embaladoras automáticas, que, como su propio nombre indica, llevan a cabo todo el proceso de forma automática, o embaladoras semiautomáticas. Así mismo, las propias características de cada modelo determinarán el peso de los productos que la máquina es capaz de soportar y embalar.

¿Qué tipos de máquinas embaladoras existen?

Es esencial que la embaladora se adapte a las características y necesidades de la industria donde se va a utilizar. En general, podemos diferenciar dos grandes grupos de embaladora:

Por un lado, las embaladoras automáticas, utilizadas en líneas de producción grandes, las cuales necesitan una automatización del proceso más completa. Por tanto, estas embaladoras realizan todo el proceso del embalado de forma automática, sin necesidad de un operario que realice acciones más allá de ponerla en marcha y controlar el proceso. En este grupo es posible encontrar una gran variedad de opciones. Solamente tiene que buscar el que más se adapte a las características y necesidades de su negocio.

Por otro lado, encontramos las embaladoras semiautomáticas, empleadas en negocios con producciones y cargas más pequeñas. Será necesario realizar ciertas acciones manuales, como mover la carga, pero consiguen también un gran resultado.

¿Cómo optimizar el proceso de embalaje con una máquina embaladora?

Para conseguir un óptimo funcionamiento del proceso de embalado será necesario analizar bien qué necesidades concretas tiene y qué máquina embaladora de CMB se adapta mejor a sus características. 

Existen máquinas de embalaje asequibles, que son la mejor opción para pequeñas empresas con un flujo de material para enfardar reducido. En todos los demás casos, conviene invertir en una embaladora automática, que agilizará enormemente el proceso.

Optimizar correctamente el proceso de embalado es esencial para evitar atascos y conseguir un proceso de producción limpio, ágil y, sobre todo, menos costoso. En CMB estamos aquí para ayudarle a conseguirlo. No lo dude y confíe en nosotros.